SEVILLA 2019-2022, LA GRAN OPORTUNIDAD. Tribuna de @BenitoCaetano, coordinador de la @ICSevilla2019

SEVILLA 2019-2022, LA GRAN OPORTUNIDAD. Tribuna de @BenitoCaetano, coordinador de la @ICSevilla2019
Agosto 10, 2015 Sevilla 2019-2022

Hoy, que es lunes como aquel 10 de agosto de 1519, hace 496 años de la partida de las cinco naves de la Corona de España que, al mando de Magallanes y luego de Elcano, dieron la primera vuelta al mundo entre aquel día y el 8 de septiembre de 1522.

Conscientes de la fecha y de la oportunidad que se acercaba, desde 2007 un amplio y diverso grupo de personas viene trabajando, como iniciativa ciudadana abierta, en un proyecto de conmemoración del quinto centenario de aquella epopeya que, desde Sevilla, alcanzó la primera visión global de la tierra, que cambió la comprensión de nuestro mundo para la posteridad. Es el ‘Proyecto Sevilla 2019-2022’, que nada tiene que ver con anteriores conmemoraciones de la ciudad porque apuesta por un nuevo modelo responsable y sostenible, basado en las redes, en los valores de nuestro tiempo y en la innovación social.

Wesupport.Sevilla2019.esp.p

La esencia de nuestro proyecto, que desde 2010 es el proyecto de Sevilla por el acuerdo unánime y la voluntad política de su Ayuntamiento, y que lo será de España y del mundo, está en las personas. Las personas que viven y ríen y sueñan y sufren. Las personas que también son la base y la esencia de la verdadera democracia.

Por eso hemos establecido un principio de trabajo en el que la sociedad civil asume el protagonismo del proyecto y a las instituciones y a la administración, que emanan de esa sociedad civil, les corresponden aquellas tareas que están acordes con su naturaleza y con sus fines. La dinámica puede verse como la de las vías de un tren: están separadas pero trabajan juntas, muy cerca una de la otra, conectadas continuamente por las traviesas… y llevan al tren a un destino que es único y común.

El modelo de conmemoración que desde Sevilla se propone al mundo parte, como digo, de la propia ciudadanía y se basa en valores universales.

No buscamos fuegos artificiales ni queremos que el espectáculo nos deslumbre. Tampoco hablamos de una nueva exposición universal ni una feria mundial. Lo que perseguimos, por lo que trabajamos, colaborativamente, en red, es porque toda la ciudad se convierta, entre 2019 y 2022, en un gran espacio de convergencia, en un gran escenario donde el mundo se encuentre y en un centro de conferencias internacionales en busca de soluciones reales y compromisos sobre los temas que preocupan a todos los hombres y mujeres de la Tierra.

Nuestra meta inmediata es activar a la sociedad sevillana, a sus organizaciones y sus empresas, para generar este acontecimiento global, que tendrá lugar en Sevilla y en todo el planeta a la vez gracias a las redes.

La dinámica innovadora que, por razones de necesidad pero también por razones evolutivas, se ha instalado en nuestro mundo apenas ha comenzado a dar frutos. Las nuevas tecnologías, aunque asombren, están nada más que empezando: nadie se atreve a asegurar cómo serán a la vuelta de cuatro o cinco años.

Los modelos económicos viven un tránsito forzado que los llevará a escenarios distintos -debemos esforzarnos colaborativamente para que resulten buenos para el progreso- en sólo unos años. Las relaciones sociales y los valores de los individuos se mueven igualmente a gran velocidad. Todo señala el final de esta década como el punto de conexión entre todos esos factores. Los nuevos signos, ya globales, son, entre otros, el nuevo humanismo, la cooperación, las redes, el control social de lo público, el crecimiento exponencial de la ciencia, la convergencia NBIC, la singularidad, la innovación…

PIC-0044b

Si conseguimos situar a Sevilla en el centro de esa construcción de nuevos discursos y nuevas dinámicas mundiales, si la implicamos activamente en ese punto de conexión, habremos dado un paso de gigante: el que necesita nuestra gente y nuestro territorio, el que no hemos conseguido dar del todo en ocasiones anteriores.

Ahora, aunque se han perdido algunos años muy valiosos, todavía podemos ponernos a trabajar como sociedad para tratar de aprovechar esta gran oportunidad que la historia nos ofrece. Porque Sevilla no va a tener en muchos años una nueva razón para dirigirse al mundo, al menos no una que esté asociada a una idea tan reconocible y reputada globalmente como la de haber sido protagonista absoluta de la primera vuelta al mundo, de la primera visión global de la Tierra.

Benito Caetano, coordinador de la Iniciativa Ciudadana Sevilla 2019-2022

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*