“PRIMERA VUELTA AL MUNDO, PENÚLTIMA OPORTUNIDAD…”

“PRIMERA VUELTA AL MUNDO, PENÚLTIMA OPORTUNIDAD…”
septiembre 8, 2016 Sevilla 2019-2022
In Noticias, Tribuna ciudadana

(Artículo del coordinador general de la IC Sevilla 2019-2022, Benito Caetano, publicado hoy por Diario de Sevilla)

Hoy se cumplen años de la llegada a Sevilla de la nao Victoria, culminando así, capitaneada por Elcano, la hazaña de dar la primera vuelta al mundo de la humanidad, iniciada por Magallanes tres años antes. Una hazaña, digo, que nació y concluyó en Sevilla y que costó grandes esfuerzos y numerosas vidas humanas, pero sobre todo un hito histórico que cambió para siempre nuestra concepción del mundo, iniciando una primera visión global de la Tierra y provocando cambios geopolíticos que aún persisten.

Podríamos decir que ese día, 8 de septiembre de 1522, nació simbólicamente el proceso de la globalización; sí, ese mismo que ha generado y sigue generando controversias y disputas, que provoca desgracias y aporta ventajas y que todavía hoy no podemos dar por completado de modo satisfactorio, ni mucho menos, para la humanidad. Tenemos, pues, dos hitos de referencia, de los que en breve se cumplirán los 500 años: el singular acontecimiento, en términos absolutos, que supuso la primera vuelta al mundo, reconocida su importancia y su trascendencia históricas por todos, y el inicio de un mundo global que, en términos relativos, supuso la generación del sistema geopolítico, económico y cultural que nos ha traído hasta hoy.

La razón de cumplirse el quinto centenario de aquellos acontecimientos es más que suficiente para situar a Sevilla en el foco y para apoyarnos en ello y proponer desde aquí un debate de escala global, un diálogo constructivo, un proceso que ponga sobre la mesa la necesidad de vivir en un mundo en paz, integrador, sostenible y con futuro.

Es decir, que huyendo intencionadamente de fastos y cartonpiedra, lo que proponemos es aprovechar ese quinto centenario -que, no lo olvidemos, tiene importancia y alcance en la escala internacional- para resituar a Sevilla y su hinterland como centro de una tarea global, reconocible y provechosa en todos sus sentidos para nuestra sociedad.

Así que, cinco siglos después, con el discurso del hombre aún sin concluir, aún no resuelto, la conmemoración nos ofrecerá una buena oportunidad para reflexionar sobre el camino recorrido, sobre los errores cometidos, sobre los problemas hallados, sobre los aciertos y las oportunidades; sobre el futuro que debemos construir entre todos.

La Tierra y la humanidad que la habita necesitan, en estos tiempos, de esfuerzos que faciliten la universalización del conocimiento y de las opciones, a la par que necesita el despertar de una nueva conciencia, ya avistada para algunos, que entienda nuestro mundo, y sus posibles extensiones hacia el espacio, como algo vivo, sensible y trascendente. Por eso, desde aquella primera visión y en coherencia con el problema aún no resuelto pero sobradamente reconocido, las personas que promovimos en su día el Proyecto Sevilla 2019-2022, para la conmemoración del quinto centenario de la gesta y sus consecuencias, decidimos que el espíritu que debía primar era el humanista y que esa tarea global, fundamental, que había que acometer era la de repensar nuestro mundo. Así de grande.

Pero el año 2019, cuando se cumplan 500 años del inicio en Sevilla de aquella monumental empresa de la Corona española, está a la vuelta de la esquina. Entre ese año y 2022 todo el mundo mirará a Sevilla, esperando señales; pero en la ciudad no hay prácticamente ningún camino recorrido que sea relevante para asegurar contenidos de nivel y el éxito de la conmemoración. Sevilla duerme su siesta eterna mientras otros, en todo el mundo, navegan de nuevo los mares.

¿Debemos temernos lo peor? Desde la sociedad civil llevamos nueve años trabajando en ello y ya hemos dicho lo que queremos y hemos puesto sobre la mesa nuestro trabajo ya realizado y nuestros proyectos en marcha. Como hemos avisado que no queremos celebraciones “de urgencia y compromiso”. No queremos repetir modelos obsoletos y que no tengan proyección a largo plazo. No buscamos actividades contratadas ni entretenimientos en torno a la fecha. Queremos que la trascendencia y el reconocimiento global del quinto centenario de la primera vuelta al mundo y de la primera visión global de la Tierra nos sirva como trampolín y lanzadera para conseguir avanzar en una sociedad más pujante, más eficiente y más igualitaria. Queremos provocar, desde la sociedad civil, un movimiento social y económico que nos impulse en el siglo XXI y coloque a nuestra ciudad en una mejor posición a nivel mundial.

¿Realmente vamos a desaprovechar una oportunidad como ésta para avanzar? Visto lo visto, eso parece y es por ello que nos sentimos altamente preocupados.

Comment (1)

  1. Luis de la Fuene 1 año hace

    Que razón tienes es la mayor oportunidad
    que la historia nos ha regalado
    Por favor aprovechemosla

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*